> proyectos> INSTALACIÓN a permanent provisional situation  
Inicio
  Proyectos
Textos
biografía y currículum
Artist Statement
Contacto
   
   
  INSTALACIÓN A PERMANENT PROVISIONAL SITUATION
   

Por Pedro Ortuño.

96 pequeñas pantallas componen “A Permanent Provisional Situation”, un documento sobre el cine palestino mediante los testimonios de tres de sus realizadores exiliados, donde aparecen clips de youtube, de noticiarios grabados de la pantalla, entrevistas e imágenes de los lugares y habitantes que sufren el conflicto bélico. Reflexiones sobre un mosaico de un conflicto territorial, político y religioso altamente mediatizado desde un lado, pero a sí mismo inédito desde el otro.

«Sesenta años después del inicio de una situación provisional política que comienza a parecer permanente.» (Pedro Ortuño)

«Documental es democracia.» (Saeed Taji)

En “A Permanent Provisional Situation“ las distintas estrategias de los documentalistas que se enfrentan al conflicto para lograr la veracidad de sus imágenes son disipadas por acumulación. La narración mediática del conflicto entre Palestina e Israel es reducida a un tapiz de imágenes, de testimonios, tanto visuales como auditivos. Esta historia atroz y angustiosa se compone mediante 96 puntos que se alternan, repiten, oponen o se reflejan. Los sucesos inesperados desaparecen alrededor ante el resto. Los testimonios y vivencias individuales desaparecen ante la fuerza de los impactos. La mirada se mueve ante el panel informativo hacia las simetrías especulares y los impactos de color, ante las variaciones formales, impidiendo que se mantenga constante en un segmento. Un drama que disuelve, en definitiva, por la saturación de crónicas acerca de él pero que, aún así, posee un lado oculto.

Los directores palestinos de documentales, Maya Sambar, Osama Qashoo y Saeed Taji narran sus traumáticas experiencias a la hora de filmar tanto el conflicto, sus desastres y las historias particulares de quienes lo viven tanto en el lado palestino como en su diáspora. Pedro Ortuño combina los testimonios a través de quienes han observado de cerca, estudiado y relatado, así cómo intercalando glosas de noticiarios, músicas del lugar y momentos de tensión bélica como una trama paralela y contrapunto a lo que se observa. La voz en off de los testimonios tiene un fondo sonoro de revueltas, explosiones, disparos y noticias (reflejo de la pantalla), retratos con voz pero sin rostro (o compuesto por los múltiples rostros) donde sus vivencias como documentalistas del conflicto palestino-israelí dan lugar a una memoria mediática de la colectividad. Sus relatos personales concuerdan en experiencias estresantes y angustiosas al tratar las historias individuales de personas que han sufrido, remarcando la importancia de que occidente conozca sus situación y viceversa para que las gentes de ambos lados se entiendan. La precariedad de infraestructura y distribución obliga a los cineastas independientes palestinos a volcar sus relatos, con el carácter diferenciador de su cultura, en internet para tener algo de visibilidad.

 

 

 ©Pedro ortuño 2017