> proyectos>INSTALACIÓN MUSEO A LA FRESCA  
Inicio
  Proyectos
Textos
biografía y currículum
Artist Statement
Contacto
   
   
  INSTALACIÓN MUSEO A LA FRESCA
   


Nosotros todos tenemos la obligación de trabajar por nuestro pasado para que no se pierda. (…)   Yo se que el progreso, en todos los países, uno de los inconvenientes que tiene, pero inevitable, es que va borrando el pasado; y de una manera brutal, mecánica, sin fijarse en lo que es bueno ni en lo que es malo, lo va borrando, y de ahí que el esfuerzo del hombre racional es ir modificando, es ir canalizando esa fuerza, algo que borra sin fijarse en lo que borra, para hacer que aparte de esa borradura vayan quedando aquellas cosas que merecen respetarse.”

Blasco Ibáñez

Por Pedro Ortuño
Museo a la fresca consiste en la reconstrucción de una instalación adaptada a la Sala Luis Garay del Colegio Mayor Azarbe de Murcia, que presentó la plataforma Salvem el cabanyal (http://www.cabanyal.com/) en Portes Obertes 2005. El barrio del Cabanyal está afectado por la ampliación que pretende hacer el ayuntamiento de la ciudad abriendo la avenida Blasco Ibáñez al mar. Desde 1998 esta plataforma, formada por vecinos del Cabanyal, viene reivindicando que se paralice la prolongación de dicha avenida. Programa diversos eventos artísticos donde los vecinos cenden sus casa por unos días como espacios expositivos.
 
Blasco Ibáñez con motivo de su investidura Honoris Causa por la Universidad de Valencia, propuso al ayuntamiento de la ciudad, “la creación de un museo que perpetuase la vida valenciana” Con la ampliación al mar de la avenida que lleva su nombre, no sólo se perderá un vestigio único arquitectónico sino también, parte de sus costumbres, sus tradiciones y en definitiva de su pasado.

Desde una perspectiva múltiple y diversa, a partir de diversos testimonios, se presenta la posibilidad de reconstruir un momento que caracterizan la cotidianidad de los vecinos del barrio del Cabanyal.  El proyecto pretende por un lado, conservar algunas de estas costumbres,  y por otro, crear un espacio de reflexión, donde el espectador contemple la cotidianidad de las tradiciones, haciendo alegoría a un museo que perpetua la vida de los habitantes de este barrio valenciano.
 




 ©Pedro ortuño 2017